¿Fanzine físico o e-zine?

22/08/2016 2
0004.jpg

Aprovechando la cantidad de herramientas disponibles para la difusión de arte en nuestra época, te explicamos las diferencias para que puedas decidir si crear un fanzine físico o e-zine. Esta lista de ventajas para cada opción, te puede ayudar a decidir si tu siguiente fanzine adquirirá forma física o digital.

Fanzine físico o e-zine

Fanzines de papel

  • No depende del nivel de batería de un dispositivo, ya que no depende de éstos.
  • Puedes expresar muchas cosas con las texturas del papel, aplicaciones, costuras, dobleces.
  • Quien colecciona fanzines, puede disfrutar al verlos todos juntos y el contraste que se genera en cuanto a tamaños, orientación, colores (opacos o vibrantes); todo eso dice mucho del tema que contiene el fanzine, de su autor, de quien elige los fanzines, y más.
  • Cansa menos la vista leer fanzines de papel, que los electrónicos.
  • Es posible que accedan más personas en total a un fanzine tradicional, dado que por ejemplo un bebé muy pequeño, o un abuelito o persona que le tenga rechazo o miedo a un dispositivo, es más probable que lo disfrute en papel.

Ejemplos de fanzines de papel que se pueden leer gratis: puedes visitar la Biblioteca de Santiago, en Quinta Normal. La fanzinoteca se encuentra en la Sala de Prensa y Referencia.

E-zine o fanzine digital

  • El hecho de no gastar papel, exceptuando el que uses para la matriz del fanzine, si es que incluye una base dibujada, en collage o algo que debas escanear.
  • No gastarás en elementos como grapas, pinturas, adhesivos o fotocopias.
  • El proceso de edición y diagramación es expedito, ya que en ambos tipos de fanzine, los colaboradores pueden adaptar sus tiempos y enviar imágenes, texto u otros a incluir en el fanzine, pero en este caso es directo a su formato final.
  • No hay problemas con la fotocopiadora o impresora: como papel atascado, que falte justo una hoja para hacer otro fanzine, tener que ir a comprar una resma o cartucho de tinta extra, etc.
  • Le ahorras espacio al usuario final, porque aunque se ven preciosos en una cajita los fanzines de papel, hay quienes también privilegian tener menos cosas porque ya coleccionan demasiadas.

Alternativas para compartir tus e-zines: Crear un blog o sitio web donde incrustarlo, o bien desde éste compartir enlaces para descarga. También puedes usar plataformas de venta como Amazon, Etsy u otras. Y la tercera opción sería subirlo a una cuenta creada en Issuu, Scribd o Subcultura (este último para comics).

Ejemplos de e-zines gratis: Tangerzine, Cute Sins, Atlas Zine

Esperamos haber despejado tus dudas sobre los pros y contras sobre si elegir un fanzine físico o e-zine para tu obra. Si quisieras hacer ambas versiones de un mismo fanzine, estarías haciendo algo muy bueno para ti y el planeta; quizá así haces una menor cantidad de ejemplares físicos -contaminando menos-, y por otra parte puedes llegar de inmediato con el e-zine a donde tú quieras.

Y tú, ¿has encontrado otras ventajas de realizar un fanzine en papel (u otro formato físico), e-zine o de AMBAS? ¡Déjanos tus comentarios!