Razones para publicar fanzines: ¡encuentra las tuyas!

13/09/2016 0

Por si aún no has encontrado tus razones para publicar fanzines, el siguiente contenido se basa en este post de zinebook.com (PDF).

¿Aún no tienes razones para publicar fanzines?

Cada fanzinero que conozcamos, puede tener distintas razones para publicar fanzines.
Bueno, ¿y por qué no hacerlo? Todos podemos publicar uno. A veces nos limita el tiempo por otras responsabilidades. Si vemos el vaso medio lleno, hay instancias como tardes aburridas del fin de semana, donde sí podemos. Cualquier tema y cualquier oportunidad que nos motive a hacer un fanzine es válida.
Esta es una selección de lo que motiva a algunas personas a crear fanzines.

Razones para publicar fanzines

Ya es un hábito

Siempre quise publicar mis propias revistas; desde chico creaba libros con recortes de otras revistas. En la secundaria casi me expulsan por hacer una publicación “underground”. Del fanzine que hago actualmente, suelo pensar que es porquería, y otras veces siento que soy un pequeño niño pegoteando una revista, una tarde de domingo.
Imprimo 500 copias, lo cual me cuesta 250 dólares. Lo envío a una imprenta feminista, que es 50% más barato que donde solía ir. Envío 200 en correo, 100 de esas copias son gratis. Tengo suscriptores que pagan, hasta la fecha son 57. También intercambio con otras 60 publicaciones. Sólo dos de los avisos en la última edición los pagaron. Probablemente desembolso 200 dólares de mi bolsillo cada mes para el fanzine, y estimo que necesitaría 300 suscriptores para equilibrar.
Mi primera edición en librería vendió 30 copias. A veces me deprime pensar qué podría estar haciendo con ese dinero….Luego recuerdo lo que dijo Crowley sobre el trabajo de uno en este mundo, y así siento que esto es al menos parte de mi labor.
Espero que un día el fanzine pueda costearse solo. A veces incluso fantaseo de vivir de él. Mi mayor error -comercialmente hablando- fue no quedarme con mi audiencia original: la comunidad neo-pagana. A pesar de ello no me arrepiento de lo que he hecho. He aprendido un montón, y he disfrutado el empujar los límites de otras personas, aunque ello me haya costado perder suscriptores.

James Moore — Fanzine WIGGANSNATCH

Mera diversión

BTL comenzó como un chiste sin remate. Al ver otras publicaciones, pensé “¡Hey! eso es sencillo, puedo hacerlo”. Así que eso hice. La parte de publicar fue sencilla, la segunda parte, circulación, fue más compleja de lo que imaginaba. Ésta ha aumentado de 35 en la primera publicación, a 250 para la quinta. Esta cantidad se divide en 30 para quienes me escribieron de que vieron mi zine en FF, 20 para suscriptores que pagaron, 5 para prisioneros, 20 intercambiadas, y 30 fueron para personas y publicaciones de otras personas que aparecían en fanzines, esperando si se hacía intercambio (sólo 12 respondieron).
La mayor parte de lo que sobró se lo regalé a amigos locales o a artistas y escritores de cualquier parte del mundo con quienes intercambio cartas.
Estoy perdiendo constantemente dinero en el fanzine, y sin duda Mami y Papi lo llamarían un desperdicio de dinero ganado con esfuerzo, pero podría perder igual de fácilmente ese dinero en vicios. He logrado contactarme con personas/publicaciones/ideas con las que probablemente no hubiese podido de otra manera. ¿Por qué publico? ¿Por qué no?

Erik Kosberg — Fanzine BETWEEN THE LINES

Fanzine expresándose

Para dar voz u oportunidades a otras personas

Mi esposa y yo decidimos comenzar una revista literaria con concursos gratuitos, porque frecuentemente la academia se negaba a tomar en serio al poeta y escritor de ficción que hace publicación de micro editorial. Existen cientos de mercados para que los escritores presenten su obra, pero demasiados también que los rechazan con una carta prefabricada de los editores. Decidimos convertirnos en un mercado abierto a todos y que en caso de no poder utilizar una pieza, pudiésemos al menos explicar por qué al autor -y ofrecerle otras publicaciones donde enviar su trabajo-.
Algunas veces rechazamos a alguien a quien todos los demás aceptan, sin tener idea.
Algunas de las editoriales pequeñas tienen hermandad, pero muy cerrada y eso dificulta a los novatos a unirse a un grupo de escritores. Queríamos destruir eso en nuestro proyecto, abrirnos a todos, darle a todos una oportunidad igual.
¿Por qué publicar? Hay muchas voces que deberían estar siendo escuchadas, porque cada escritor debe comenzar en algún lugar, una revista literaria naciendo y floreciendo, creciendo y floreciendo un poco más, es una sensación incomparable.

Deborah & Michael Brownstein — Fanzine THE PAPER BAG

Auto-descubrimiento

¿Qué mejor forma de entender el mundo, que interpretando el feedback recibido en respuesta a tu propio simbolismo?

Jerod Pore — Fanzine POPPIN’ ZITS

 

Como vemos, no es difícil encontrar razones para publicar fanzines. Y a ti, ¿qué te motiva a crear o seguir creando fanzines?