Taller de letterpress en ENEDI

24/04/2019 0

ENEDI convoca a la comunidad relacionada al quehacer y práctica del diseño chileno, haciendo posible el potenciar redes, gestionar instancias de colaboración, participación y discusión sobre el trabajo actual del mismo. Del 17 al 20 de Octubre del 2017, se realizó este evento en la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Chile.



Además de charlas, conversatorios y la Feria Estampida, se realizaron algunos talleres. Decidí inscribirme en el de tipos móviles experimentales, porque el tema llama mi atención desde hace al menos 4 años. Así que me inscribí, asistí, y ahora relato esta bonita experiencia.

¿Quiénes conforman Güiña?

Güiña es una imprenta artesanal, conformada por 3 Miembros desde 2015, realizan impresión análoga en la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Chile. Poseen un espacio amplio para todas sus máquinas (una minerva de EEUU, tarjetera, y sacapruebas); es muy interesante, porque además de todos los experimentos propios, está repleto de afiches realizados por estudiantes de la universidad, ya sea en serigrafía o letterpress. ¡Es un ambiente muy alegre y motiva un montón a experimentar!

El taller

Comenzó todo viendo diapositivas, mientras los integrantes de Güiña nos contaban brevemente la historia de la impresión con tipos móviles.
Si bien entre 1450 y 1900 esta era la única forma de imprimir, actualmente con todos los métodos disponibles para comunicarnos, varias editoriales o pequeños estudios retomaron estas máquinas. La producción de afiches y postales pasan a ser objetos de arte, donde las variaciones de color o textura en cada letra son valoradas. Dichos estudios tienen además la posibilidad de ofrecer servicios de impresión como tarjetas, partes de matrimonio, etcétera.

Luego conocimos los implementos necesarios para imprimir con prensas tipográficas, y detalles técnicos del tipo móvil. Nos familiarizamos con los tipos, las imposiciones (trozos de plomo o madera que separan los tipos, rellenando las matrices); cuñas y ramas (utilizados para ajustar el diseño y ubicarlo en la máquina tipográfica); chibalete (el mueble para almacenar y organizar de forma correcta los tipos) y muchos elementos más.

Luego de la explicación , llegó el momento de pasar a la práctica. El primer paso fue formar cada uno su propia matriz con tipografías.

Para esto, se nos mostró el tamaño de los afiches: A3. Seleccionamos un color de papel. La mayoría realizó un simple boceto, y luego buscamos los tipos necesarios. Todos compartíamos herramientas, nos ayudábamos a encontrar ciertos tipos, mientras tratábamos de mantener la concentración (el diseño es visto al revés). Además, opinábamos de lo que observábamos, para llegar a un resultado más atractivo.

Cada participante pasó al sacapruebas y calzó su diseño en la matriz. Muchas letras poseen su propia textura, y aunque hicimos dos afiches del mismo diseño, cada uno tenía su encanto único. Los talleristas nos ayudaron a colocar tinta en los rodillos, esta podía ser de un color, o más en degradado.

Conclusiones luego del taller

Luego de conocer más de cerca cómo trabaja Guiña y poder participar en el taller, creo que la impresión tradicional es un arte gratificante, lo que se elabora difiere de lo logrado en la era digital, ya que tiene una sensación distinta al tacto desde el proceso de producción. Fue adictivo poder explorar la impresión, en un grato ambiente y con un talentoso equipo.

Puedes seguir el trabajo de Imprenta Artesanal Güiña en instagram.





__
__